Los futbolistas de Nacional se sometieron a pruebas para volver a entrenar

Los futbolistas de Nacional se sometieron a pruebas para volver a entrenar

El Bolso participó de la iniciativa de la Asociación Uruguaya de Fútbol, en busca del retorno a las prácticas.

EFE

La plantilla de Nacional se sometió este jueves a las pruebas del COVID-19 en su sede social, dentro de la ronda que lleva a cabo la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) con vistas a la posible reanudación de los entrenamientos de los equipos de Primera División el 15 de junio.

Los jugadores y el cuerpo técnico de uno de los dos grandes del fútbol uruguayo estaban citados a las 9.30 horas (12.30 GMT) para acceder por tandas a su sede social, cercana al estadio Parque Central, en Montevideo, para someterse a los análisis de diagnóstico.

Los directivos del club tricolor habían anunciado, cuando la AUF explicó el protocolo de análisis que desde el domingo está haciendo a los clubes de Primera División en el Estadio Centenario, que su plantilla pasaría las pruebas en sus oficinas.

Entre los primeros jugadores que llegaron a la sede del Nacional se encontraban Gonzalo Bergessio, Rodrigo Amaral, Sebastián Fernández, Felipe Carballo y Gonzalo 'Chory' Castro.

El delantero Seba Fernández expresó a la prensa su deseo de que "la gente se sienta representada" por los jugadores en el terreno de juego, aunque cuando se vuelva a las canchas sea con las gradas vacías, y lo consideró un "desafío" para los futbolistas.


"Creo que estamos a tiempo ya (de volver). Casi que por fuera del fútbol estamos teniendo una vida parecida a la normalidad. El fútbol es en lugares abiertos, despejado, con distancia entre todos", argumentó el que fuera futbolista de los españoles Málaga y Rayo Vallecano.

Por su parte, el centrocampista Rodrigo Amaral habló de lo "raro" que será disputar un Clásico entre el Nacional y el Peñarol, justo en la reanudación del Torneo Apertura, sin público.

"Todo el año esperás el partido por el ambiente, por la gente... Adentro del estadio va a ser raro, pero es un clásico y los clásicos siempre tenemos que ganarlos", declaró.

El joven internacional indicó que lo más extraño de la vuelta a los entrenamientos en el Nacional que dirige Gustavo Munúa será la distancia con sus compañeros y "no compartir mate ni vestuarios", aunque recordó que "lo más importante es que vamos a pisar el terreno de juego".

El Torneo Apertura uruguayo está suspendido desde el 13 de marzo, cuando el Gobierno de Luis Lacalle Pou declaró la emergencia sanitaria en el país suramericano. La competición llevaba tres fechas disputadas y el líder era el modesto Rentistas, recién ascendido a Primera División, con 9 puntos.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad