Alvaro González Boca Juniors Edinson Cavani

"La mística de la Bombonera quizá empujaba a Cavani"

Álvaro González se refirió a los rumores del uruguayo a Boca, pero aclaró: "Es difícil, pasaría más por una decisión personal".

FOX Sports Digital

Edinson Cavani a Boca es un rumor que se viene hablando hace semanas y semanas y sigue sumando voces.

Álvaro González, futoblista uruguayo que jugó en Boca entre 2007 y 2009 se refirió a esto. 

"A los uruguayos nos gusta el fútbol argentino, la mística de la Bombonera quizá empujaba a Cavani. El, la verdad, tiene las condiciones y la prensa y todo lo necesario para jugar donde quiera. Es difícil que vaya a Boca, pasaría más por una decisión personal. También juega lo de estar cerca de Uruguay. Es un clase A", aseguró "Tata" en charla con "El Crack Deportivo".

Además, habló de su experiencia personal en el club y el fuerte cambio que le produjo pasar desde Defensor: "Boca fue una experiencia fuerte, que me dejó marcado. Yo salía de Defensor, equipo al que llegué con once años y llegué a un equipo que era campeón de América. No se había ido nadie, había que ganarse un lugar en un equipo formado. Dentro de todo terminé jugando bastante, no era titular definitivo, alterné mucho, y jugué la final del mundo contra el Milan".

También se refirió a lo negativo y a las internas que había en ese plantel, sobre todo entre Juan Román Riquelme y Martín Palermo.

"En Boca hubo situaciones que me hicieron crecer mucho. Entré a un vestuario difícil, con gente que de repente no se decía ni buen día, y yo venía de Defensor que prácticamente jugaba con amigos, compañeros de años. Llegar a un vestuario así no era fácil", dijo el Tata. 

"Cuando las cosas iban bien, el ambiente no era malo. Ganamos un torneo Apertura, el triangular con San Lorenzo y Tigre, la Recopa contra Arsenal de Sarandí. Cuando ganás esas cosas, los problemas, son anécdotas. Pero las fuerzas de un vestuario salen cuando perdés dos partidos. Seguramente, con un vestuario armonioso y que todos se lleven bien, te da un poco más. Ganamos cosas igual, pero no sé si con más unión hubiésemos ganado más", agregó.

"El grupo más chico era el de Riquelme, el resto estábamos todos juntos, era el grupo de Palermo, la mayor parte del plantel. Pero si yo tenía que tomar mate con Riquelme, no tenía problemas. Había una gran parte del plantel por un lado y el otro. Pero se respetaban mucho como jugadores", cerró.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad