Lisandro López y su vuelta triunfal a Racing

Lisandro López y su vuelta triunfal a Racing Club

El ídolo de La Academia retornó al club de "sus amores" en 2015 y cumplió su sueño de ser campeón.

FOX Sports Digital

“Se terminó el partido para Milito, entra Lisandro López”, contaban los relatores el 21 de febrero de 2016. Corrían 6 minutos del segundo tiempo y Racing jugaba de visitante contra Independiente. El Rojo se puso en ventaja faltando 4 de la mano de Leandro Fernández pero, en tiempo de descuento y mientras la parcialidad local festejaba, Licha ensayó una chilena magnífica para poner el 1 a 1 final y dejar parado al “Ruso” Rodríguez.

Así de estruendoso fue su primer tanto en el retorno al “club de sus amores”

En 2001 el joven “picante” de Rafael Obligado llegaba a La Academia gracias al coordinador de talentos del club, Miguel Micó. Tras romperla en las inferiores se dio el salto a Primera.

“Estaba en la pensión y no teníamos plata para los botines y Milito me regaló un par”, contó hace poco en una entrevista realizada por Conmebol. Como si se tratase de un acto premonitorio, el Príncipe ya había elegido a su heredero.

El 14 de junio de 2003 se dio el debut de Licha con 20 años en un 2-2 ante Velez. Fue el máximo goleador del Torneo Apertura 2004 con 12 tantos, siendo así el primer jugador del club en conseguir este logro desde 1969.

En 2005, y tras pelear el Clausura, empezó su aventura en el exterior al ser transferido al Porto. Dejó Racing con 26 goles en tres años y el lamento de sus hinchas. Prometió volver…

“Nunca dejé de pensar en Racing”, reconoció el ahora experimentado delantero. Tras su paso por Porto, Lyon Al-Gharafa e Inter de Porto Alegre, Lisandro decidió que era el momento de retornar al club que lo vio nacer, al club que se le incrustó como una huella imborrable en su corazón.

Pasaron 11 años hasta que el 9 de diciembre de 2015 estampó con firma su regreso a La Academia. En aquel equipo que comandaba Facundo Sava alternó titularidad con Diego Milito y Gustavo Bou (ambos venían de ser campeones con Diego Cocca del Torneo Transición de Primer División).

Licha terminaría su primera mitad de año jugando 12 partidos en el torneo local, marcando 4 goles y dando una asistencia. Aparte de recibir el trono que dejó Diego Milito el 21 de mayo cuando se retiró de la actividad profesional.

De allí en más se empezó a agigantar la figura de Lisandro.

Licha: Referente, figura e ídolo

Lo que López transmitía dentro y fuera del campo de juego, en el vestuario, ante sus compañeros y hasta declarando, lo fue metiendo en el corazón del hincha de tal forma que el “Lisandrooo, Lisandrooo” fue ganando lugar en cada partido que Racing jugaba de local.

Fastidioso y hasta crítico del juego que Racing desplegó con Ricardo Zielinski como técnico y hasta con Diego Cocca, después, Licha nunca dejó de sacrificarse por el equipo. Su entrega, sus retrocesos para ocupar espacios defensivos, sus goles, su figura de capitán y su predisposición al trabajo pese a su edad, lo ponían en un lugar de privilegio.

A él eso no le alcanzaba, necesitaba ganar algo con Racing. Tras quedar afuera de la Conmebol Libertadores 2018 ante River Plate (derrota 0-3 en el Monumental por la vuelta de octavos), ya con Eduardo Coudet como entrenador, Lisandro amenazó con dejar de jugar, embargado por el dolor y la frustración que le causó esa eliminación.

“Es un momento muy duro personalmente. Tenía la ilusión de competir y de ganar esta Copa. Seguramente haya sido mi último partido en la Libertadores. El momento es muy difícil para mí, es una mezcla de desilusión y mucha bronca”, manifestaba Licha.

 En diciembre van a ser tres años desde que llegué al club con un objetivo claro, que era el de poder conseguir un título, y no se dio. En tres años no llegamos a pelear alguna de las competencias que jugamos. Así que es frustrante y difícil de digerirlo, continuó en quizá las declaraciones más fuertes que se pueden esperar de un líder y referente.

Y hasta hizo pública una orden/deseo. Un compromiso asumido desde la palabra, para él y sus compañeros: “Tenemos la obligación de ser campeones de la Superliga”

Y así fue. La Academia de Coudet fue puntero desde la fecha 4 y terminó coronando un título el 31 de marzo de 2019. Lisandro fue el goleador del torneo con 17 tantos, siendo también con 36 años el jugador de mayor edad en la historia del Fútbol Argentino, en salir goleador de campeonato.

En la memoria de los hinchas académicos sigue imborrable la imagen de Licha llorando en pleno partido consagratorio ante Tigre. El joven de Rafael Obligado, sí aquel que no tenía para los botines y que fue ídolo en Porto y Lyon, estaba cumpliendo el sueño de su vida: “Ser campeón con Racing”

Lisandro no se quedaría sólo con ese lauro ya que a fines del 2019 (el 14 de ese mes) se consagraría campeón en partido único del “Trofeo de campeones” ante Tigre en Mar del Plata.

Hoy día Licha sigue más vigente que nunca. A sus 37 años es líder, emblema, capitán, palabra autorizada, referente, héroe del “club de sus amores”.

Dos títulos, más de 200 partidos jugados y 74 goles con la casaca de la Acadé.

¿Su víctima favorita? Independiente, a quién le marcó en 6 oportunidades.

Licha sigue, con su cara de fastidio, con su dedo índice en la sien, haciendo delirar a los corazones académicos.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad