Bolivia recordó el campeonato que logró en 1963

Bolivia recordó el campeonato que logró en 1963

La Verde y una nueva conmemoración de su CONMEBOL Copa América obtenida hace 57 años.

EFE

Bolivia recuerda por estos días como si fuera hoy los 57 años de uno de sus principales logros en el fútbol, el Campeonato Sudamericano de 1963, génesis de la Copa América, a la sombra de su realidad actual, alejada de esa gloria añeja.



Un 31 de marzo de hace casi siete décadas, la Verde alcanzó el título en un torneo que le tocó organizar y que finalizó invicto, derrotando a Brasil por 5-4, que un año antes había alzado la Copa del Mundo en Chile.

La conquista marcó un hito en la historia futbolística del país, solo equiparable a la clasificación al Mundial de Estados Unidos de 1994 y al subcampeonato de la Copa América en 1997.

TÉCNICA Y GARRA

Para el periodista, historiador y expresidente de Bolivia Carlos Mesa aquella selección era "compacta y con mucha garra", encabezada por el experimentado Víctor Ugarte y el destello que ofrecieron Wilfredo Camacho y Ausberto García, además de un joven Ramiro Blacut.

Mesa destaca a Ugarte, que había tenido su época dorada en la década de 1950, y por sobre éste al mediocampista Camacho y al delantero Garcíía, que aquel momento jugaban en el desaparecido Municipal de La Paz y el Wilstermann de Cochabamba, respectivamente.

Una descripción similar de ese equipo es la que ofreció a Efe el periodista Tito de la Viña, de 89 años, definiéndolo como equipo de "calidad futbolística y pundonor".

De la Viña relató para radio y periódico los partidos de Bolivia en aquel campeonato, que se disputó en las sedes de La Paz y Cochabamba.

Solo unos cuantos minutos de video en blanco y negro de baja calidad eternizan algunos de los goles bolivianos en ese torneo, así como la celebración del campeonato en la que se llevaba en hombros a los futbolistas y su entrenador.

De los pocos recuerdos que quedan hay algunas fotografías en blanco y negro de la selección boliviana antes del inicio de los partidos, algunos goles captados detrás de los arcos y el emblemático Ugarte llevado en hombros tras el penal que convirtió y que sirvió para derrotar a Brasil.



UN ENTRENADOR OLVIDADO

Al mando de aquella selección estuvo el brasileño Danilo Albín, un sobreviviente del equipo nacional que en el Mundial de 1950 sufrió el histórico 'Maracanazo' ante Uruguay.

Para Mesa, Albín, de un ciclo "muy corto tanto como muy exitoso", tuvo una "impronta importante" para la conquista de aquella estrella para Bolivia. Dirigió los partidos en aquella competición y algunos más de preparación.

A juicio de De la Viña, el brasileño que "hizo todo lo posible" por conquistar aquel único titulo para Bolivia ha sido poco valorado e históricamente puesto por debajo de entrenadores como el español Xavier Azkargorta, que consiguió la única clasificación de Bolivia a un Mundial.



TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR

Mesa señaló que el campeonato de 1963 abrió una "gran esperanza" para estructurar "un fútbol competitivo, que lamentablemente se desdibujó aquellos años".

"(Ahora), estamos atravesado el peor momento histórico de Bolivia, incluidos los tiempos iniciales", de la década de 1920, en los que la Verde sufría derrotas, afirmó.

El historiador es partidario de recordar este logro, pero también reconoció que "no es saludable" que Bolivia no haya podido renovar la "categoría del fútbol" que desempeña.

En la misma línea, De la Viña considera que el fútbol boliviano "ha progresado muy poco" y que si lo ha hecho ha sido en base a "sacudones" y no de forma constante.

En la memoria de este periodista de 89 años queda el desborde y euforia que causó el único campeonato de Bolivia, con un país que vivió un "carnaval", cuyo avión estuvo rodeado de aficionados festejando y con un presidente del país, Víctor Paz Estensoro, que recibió la copa de manos del equipo ante una multitud en La Paz.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad