El predominio de Argentina y Brasil en la última década de la CONMEBOL Libertadores

El predominio de Argentina y Brasil en la última década de la CONMEBOL Libertadores

A excepción de Atlético Nacional, todos los campeones en estos diez años fueron clubes de esos países. Lo repasamos.

FOX Sports Digital

La CONMEBOL Libertadores es el certamen que en cada edición mantiene en vilo a Sudamérica, la obsesión de los equipos del continente, la copa que sin dudas todos los clubes quieren tener en sus vitrinas y sus hinchas anhelan año tras año.

En las 60 veces que se ha disputado hasta el momento, son 25 los campeones totales, repartidos en 7 países, con un claro dominio de parte de Argentina y Brasil, que han cosechado 25 y 19 títulos respectivamente.

Si bien la historia demuestra la hegemonía de estas dos naciones, esto se ha acentuado más que nunca en la última década. En el período que transcurrió entre 2010 y 2019, tan solo un equipo no proveniente de esas tierras ha conseguido consagrarse: Atlético Nacional en el 2016. El resto de los años ha sido claramente marcado por esta tendencia. Por un lado, River en 2015 y 2018 y San Lorenzo 2014. Por el otro, Internacional 2010, Santos 2011, Corinthians 2012, Atlético Mineiro 2013, Gremio 2017 y Flamengo 2019.

Pero no solo en los campeones se nota esta superioridad. En el mismo lapso, Argentina ha tenido al menos un representante en semifinales en todas las ediciones excepto la 2010 y lo mismo para Brasil salvo en 2014. En los últimos tres años, Barcelona de Guayaquil (2017) ha sido el único capaz de “colarse” entre los mejores cuatro equipos del certamen.

En cuanto a los equipos argentinos, el Millonario ha sido el claro dominador con los dos títulos ya mencionados y por haber alcanzado las semifinales en 2017 y la final de 2019, donde cayó ante el Mengao en los últimos minutos del encuentro. La llegada de Marcelo Gallardo como entrenador cambió para siempre la historia del club, otorgándole un peso a nivel continental que prácticamente nunca había tenido hasta el momento.

De la mano de Edgardo Bauza, San Lorenzo consiguió en 2014 alzar la tan soñada Copa por primera vez. Un deseo que desvelaba desde siempre a los fanáticos de uno de los clubes con mayor historia del fútbol nacional, que finalmente se colocaba en lo más alto del podio sudamericano.

Si bien en la década en cuestión Boca no pudo obtener la tan ansiada séptima Libertadores que lo ubique junto a Independiente como los máximos ganadores del certamen, su rol de eterno candidato no puede pasarse por alto. El Xeneize llegó a las finales de 2012 y 2018 y a las semifinales de 2016 y 2019. Entre los otros equipos que no se consagraron, pero aportaron lo suyo a esta hegemonía, se encuentran Lanús (finalista en 2017), Vélez (semifinalista en 2011) y Newell’s (semifinalista en 2013).

Del lado de los equipos brasileños, el tema está muchísimo más distribuido. Aunque ninguno de los seis campeones entre 2010 y 2019 pudo repetir su gesta, hay una particularidad interesante sobre los representantes de este país: todos aquellos que alcanzaron la instancia decisiva, terminaron por consagrarse. Si bien dentro de este grupo hay diversos estilos, un punto en común que los une es la presencia de grandes figuras que tal vez en otras ligas del continente no podrían conservarse por obvias cuestiones económicas.

Sin embargo, para explicar esta hegemonía no solo hay que tener en cuenta el buen desempeño de argentinos y brasileños si no también los no tan satisfactorios resultados de los equipos de otras naciones del continente.

El primer ejemplo que se viene a la mente seguro es el de los uruguayos. Peñarol y Nacional ostentan el récord de mayor cantidad de participaciones en la CONMEBOL Libertadores con 46 cada uno y suman 8 títulos entre ambos (5 del Carbonero y 3 del Bolso). El Aurinegro estuvo cerca de conseguir la Copa en 2011 cuando cayó en la final ante el Santos de Neymar. No obstante, la realidad marca un claro declive de los conjuntos de Uruguay en la competición luego de la década del 80.

El fútbol paraguayo cuenta con Olimpia como su máximo representante a nivel internacional. El Franjeado logró alzar la Copa Libertadores en tres ocasiones y fue subcampeón en otras cuatro oportunidades, incluyendo la última de ellas en 2013 cuando perdió por penales en la final ante Atlético Mineiro. En la década pasada, los otros aportes llegaron de la mano de Nacional (finalista 2014), Guaraní (semifinalista 2015) y Cerro Porteño (semifinalista 2011), pero todos ellos cayeron derrotados ante argentinos o brasileños.

En el caso del fútbol chileno, la situación parece ser un poco más complicada. Exceptuando la recordada camada de la Universidad de Chile que alcanzó las semifinales en 2010 y 2012 y se consagró en la CONMEBOL Sudamericana 2011, el desempeño de los clubes de dicho país en el plano continental ha dejado mucho que desear y no logró acompañar a una etapa histórica de su seleccionado nacional.

Otros países que no han conseguido depositar a sus clubes como contendientes de manera habitual son Perú, Venezuela y Bolivia, aunque este último si vio a Bolívar llegar a meterse entre los cuatro mejores de la edición 2014, antes de caer frente al luego campeón San Lorenzo.

En el aspecto positivo, claramente se impone la figura de Atlético Nacional, campeón de la CONMEBOL Libertadores 2016 y, como mencionamos anteriormente, único equipo no proveniente de Argentina o Brasil en consagrarse en la década pasada. Sin embargo, más allá del Verdolaga, el fútbol colombiano solo pudo aportar a Santa Fe como semifinalista en la 2013.

En aquella final, el elenco de Reinaldo Rueda venció a Independiente del Valle, el primer equipo ecuatoriano en alcanzar el partido definitivo tras el Liga de Quito campeón en 2008, que tuvo el aliciente de dejar en el camino a River y Boca. Para confirmar su buen presente, cabe destacar su consagración en la última edición de la CONMEBOL Sudamericana. Además, El fútbol de dicho país sumó a Barcelona de Guayaquil como semifinalista en 2017.

Si bien ya no son parte de la competición, en la década analizada hubo dos finalistas procedentes del fútbol mexicano. Chivas en 2010 y Tigres en 2015 estuvieron a un paso de dejar sus nombres grabados para siempre en el trofeo del certamen más apasionante del continente. Ahora, solo se puede especular sobre cómo impactaría la presencia de equipos de México en la Copa hoy en día, considerando que suelen contar con un poderío económico mayor al de casi todos los clubes sudamericanos.

Con los resultados a la vista, la hegemonía de los argentinos y brasileños en la última década de la CONMEBOL Libertadores está clara. Figuras importantes, entrenadores de renombre, presupuestos más elevados que en el resto del continente y el propio peso histórico de estos equipos parecen haber ampliado la brecha a un nivel quizás inédito en los 60 años del certamen. En el inicio de una nueva era, habrá que ver si logran mantener la distancia o algún contendiente da un paso al frente para cortar con este dominio.

El listado de los campeones:

2010: Internacional (Brasil)

2011: Santos (Brasil)

2012: Corinthians (Brasil)

2013: Atlético Mineiro (Brasil)

2014: San Lorenzo (Argentina)

2015: River Plate (Argentina)

2016: Atlético Nacional (Colombia)

2017: Gremio (Brasil)

2018: River Plate (Argentina)

2019: Flamengo (Brasil)

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad