Tevez volvió a brillar de la mano de Russo: una radiografía de su Superliga

Tevez volvió a brillar de la mano de Russo: una radiografía de su Superliga

El “Apache” fue determinante en la recta final para darle el título a Boca. Con Miguel en el banco recuperó el nivel que había perdido con Alfaro. Un repaso de sus números.

FOX Sports Digital

"Este título es como el primero. Tengo no sé cuántos, pero éste es como el primero. Como el primero con Boca". La frase pertenece a Carlos Tevez luego de coronarse campeón de la Superliga Argentina de Fútbol, en un emotivo partido ante Gimnasia que lo tuvo como gran protagonista.

Y tiene razón Carlitos. No fue un campeonato más para él ni para Boca. Fue, entre otras cosas, el torneo local en el que más goles marcó defendiendo la camiseta de sus amores: 9. Y el certamen en el que pasó del “casi retiro” a la ovación.

Antes de examinar sus alentadores números en esta Superliga vale la pena recordar que el “Apache” comenzó el torneo siendo “la bandera” de Gustavo Alfaro, pero esa calificación fue perdiendo peso con el correr de los partidos.

Bajo la conducción de “Lechuga”, Tevez fue titular en 4 de 16 partidos. Estuvo apenas 455 minutos en la cancha de los 1.440 posibles, es decir, el 31 por ciento del tiempo. Anotó tres goles y no dio ninguna asistencia. En cuatro encuentros no fue ni al banco y en dos ni ingresó, aun estando entre los relevos.

Difícil será de borrar la imagen del 10 entrando cabizbajo para jugar apenas 14 minutos en el Monumental, en el opaco 0-0 de la quinta fecha.

Los acompañantes que le eligió Alfaro cuando lo puso de titular fueron Jan Hurtado (en dos oportunidades), Franco Soldano y Ramón Ábila.

Al asumir la nueva dirigencia, con Juan Román Riquelme a la cabeza del fútbol profesional, surgieron los rumores de la posible salida del 10. Las fuertes declaraciones de “Carlitos” contra JR años atrás hacían suponer que su futuro estaría afuera de Boca. Lejos de suceder eso, el “Apache” sí fue una bandera para Miguel Russo, quien no necesitó de esa calificación para hacerlo sentir protagonista. Lo puso de titular en todos los partidos de la Superliga.

La primera decisión de quien fuera el último técnico campeón de América con el Xeneize fue elegir a su acompañante: Franco Soldano. Un delantero discutido por su poco aporte en la red y conocido, en tiempos de Alfaro, por ser “el 8 contra River”. Sin embargo, con el exUnión como ladero, Tevez alcanzó su mejor rendimiento.

En ese “minicampeonato” de siete partidos Carlitos fue desequilibrante: anotó seis goles y asistió dos veces a sus compañeros en los 600 minutos que estuvo en la cancha de los 630 en juego: el 95 por ciento del tiempo posible. Otro dato para tener en cuenta: tres de esos seis goles abrieron el camino de la victoria xeneize.

En esos siete cotejos que disputó Boca con Russo, seis veces la dupla de ataque fue Tevez-Soldano. La única vez que el DT eligió a Zárate para acompañar al capitán, el equipo no convirtió. Fue en el pálido empate sin tantos ante Independiente.

Esta Superliga fue el mejor registro goleador del nacido en Fuerte Apache con la camiseta de xeneize a nivel local, superando los 8 goles en 11 partidos del Apertura 2003.

"Volví a tener hambre de gloria. Creo que volví a sentir que tenía que volver a mi barrio, que tenía que bajarme de un montón de cosas y pelear como el pibe que peleaba cuando era chico”. La frase, como la que encabeza a este artículo, también es de Carlos Tevez, el hombre que le dio el título a Boca en La Bombonera ante el Gimnasia de Maradona.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad