Erik López, la nueva joya de Olimpia con tremendo promedio goleador

Erik López, la nueva joya de Olimpia con tremendo promedio goleador

El delantero de 17 años es estudiante secundario y desde su debut marca un tanto cada 62 minutos. Conocé la historia del juvenil que ilusiona a los olimpistas.

Por Claudio Coronel

Es una historia compleja de entender. Una de las figuras en las últimas fechas del Olimpia tiene por objetivo, además de afirmarse en el primer equipo, terminar sus estudios secundarios. En la semana, el Centro de Educación Superior María Serrana, tiene un estudiante notable que se destaca en los fines de semana convirtiendo goles para el Expreso Decano.

Así pasan los días de Erik López, la nueva joya del conjunto franjeado, que con apenas 17 años está irrumpiendo con potencia en la máxima categoría del fútbol paraguayo.

La normativa del campeonato de Paraguay indica que todos los equipos deben colocar en sus equipos iniciales a un jugador sub 19. La intención es potenciar a los juveniles y darles un mayor desarrollo para mejorar la calidad de los jugadores nacionales.

Es así que López se hizo un lugar en el primer equipo, aunque está demostrando que tiene méritos más allá de lo que indica la legislación.

El juvenil lleva convertido tres goles en igual cantidad de encuentros disputados en los que, además, Olimpia registró tres goleadas: 4-0 ante Deportivo Santaní, 6-0 ante Deportivo Capiatá y 4-1 ante Sportivo San Lorenzo.

Por eso no son pocos los que piensan que el juvenil puede sostener su racha si el equipo sigue demostrando un gran poder goleador, evidenciado en sus 26 tantos convertidos en nueve partidos, lo que arroja un promedio de 2,88 goles por encuentros, casi tres por juego, en lo que va del torneo.

El juvenil nacido el 27 de noviembre de 2001 es un producto ciento por ciento olimpista ya que desde los siete años llegó al club del Bosque de Para Uno y a los 14 se sumó a las formativas. Hace dos años ha firmado un vínculo contractual por un período de cuatro.

El proceso que lo llevó al primer equipo fue vertiginoso. El domingo 18 de agosto anotó uno de los goles en Reserva de la goleada por 5-0 ante Cerro Porteño y al comenzar la semana el entrenador Mauro Caballero le comentó que Daniel Garnero quería que entrenara con los jugadores del plantel superior. Sus antecedentes como goleador de la Reserva habían llamado la atención del DT.

En uno de los ensayos jugó para los titulares y, a pesar de que fue prudente, los más experimentados del equipo le aseguraron que debía prepararse porque era posible que debutara ante Deportivo Santaní en el estadio Manuel Ferreira.

Y así fue, López llegó a primera el 26 de agosto compartiendo ataque con Roque Santa Cruz, su "ídolo y referente como jugador y persona".

De esa forma se dio el gran gusto de cumplir el sueño de su abuelo, que siempre quiso verlo jugar en la máxima división con la camiseta franjeada.

Lamentablemente Santa Cruz se lesionó en ese partido y salió a los 5 minutos pero eso no evitó que Erik se mantuviera enfocado y a los 28 de su debut ya se había estrenado en las redes.

A los 63 minutos fue reemplazado y recibió los primeros aplausos de la exigente tribuna de preferencia de Para Uno.

Garnero volvió a apostar por él y nuevamente formó parte como inicialista del encuentro ante Capiatá en el estadio Erico Galeano el 30 de agosto. Esta vez fueron apenas 10 los minutos que necesitó para iniciar el camino de una nueva goleada olimpista. Luego fue reemplazado a los 64 minutos.

El tercer acto fue el domingo último, nuevamente en el estadio Manuel Ferreira, y en esta ocasión convirtió el tercer tanto a los seis minutos del segundo tiempo. Garnero decidió su reemplazo a los 62 minutos.

De esta manera, López redondea un impresionante promedio de un gol cada 62 minutos jugados en la máxima división, un registro que desafía a los estadígrafos del mundo que gustan de buscar récords.

Como era de esperar, su tremendo rendimiento le valió la convocatoria al seleccionado Sub 23, que tiene como objetivo la clasificación olímpica. Por eso esta semana la pasará en el Centro de Alto Rendimiento de la Albirroja en Ypané.

Y el próximo sábado lo espera Guaraní, rival del puntero Olimpia, para ver si sigue rompiendo marcas.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!
Publicidad