Juan Antonio Pizzi, estratega de Arabia Saudí, no teme ser despedido tras goleada en Mundial

¿Por qué estaría en riesgo el puesto de Pizzi tras el debut en el Mundial?

El estratega de Arabia Saudí perdió de la manera más abultada en 64 años.

AP

Juan Antonio Pizzi y Arabia Saudí sufrieron la derrota más abultada en un partido inaugural de Copa del Mundo al menos en 64 años, un lapidario 5-0 ante la anfitriona Rusia, así que la pregunta sobre su estabilidad laboral como técnico de la selección fue inevitable.

¿Cree que seguirá dirigiendo al equipo hasta el final del torneo? Pizzi no pudo evitar una sonrisa irónica tras el debut de pesadilla en Moscú.

“Muy buena su pregunta, sobre todo para el estado de ánimo”, dijo el entrenador argentino. “Tengo una filosofía de trabajo en la cual me preocupa hacer lo mejor posible, transmitir a los futbolistas todo lo que tengo al alcance para hacerlo de la mejor manera. Situaciones que no están en mis manos están fuera de mi alcance”.

Como antecedente, los sauditas despidieron al técnico Carlos Alberto Parreira sin que le dejaran que completara la primera fase del Mundial de 1998. Luego de perder los primeros dos partidos contra Dinamarca y la anfitriona Francia, el brasileño fue cesado y reemplazado por Mohammed al-Khuraishi en un empate con Sudáfrica.

“Yo voy a seguir trabajando”, señaló Pizzi. “Confío plenamente en lo que pueden hacer los futbolistas. Confío que tendremos una mejor performance (actuación) en el próximo partido”.

Eso será el miércoles, cuando enfrentarán nada menos que al Uruguay de Luis Suárez y Edinson Cavani en Rostov; los saudíes no tuvieron un solo remate a puerta ante el arquero ruso Igor Akinfeev, esencialmente un espectador más en el estadio Luzhniki en el comienzo de Rusia 2018.

Los cinco goles de diferencia en el marcador de un partido inaugural eclipsaron el 4-0 que Brasil le propinó a México en 1950 y el 7-3 que Francia le endosó a Paraguay en 1958. También está el 7-1 de Italia ante Estados Unidos en 1934 y un 5-0 de Brasil a México en 1954, pero con la peculiaridad de que se realizaron varios encuentros simultáneos en la primera jornada esos mundiales.

“No sé si el contexto de ser el partido inaugural y enfrentar al anfitrión influyó o no en el resultado. Lo que está claro es que quedamos lejos de lo que nosotros pretendíamos. El rival se tuvo que esforzar muy poco para sacarnos una ventaja incomprensible”, agregó Pizzi.

Pizzi tomó las riendas de Arabia Saudí en noviembre del año pasado, luego de que el equipo había conseguido la clasificación. Reemplazó a su compatriota Edgardo Bauza, quien apenas duró un par de meses debido a malos resultados en amistosos. Bauza había sucedido al holandés Bert Marwijk, el artífice de la clasificación a Rusia y que decidió marcharse tras no llegar a un nuevo acuerdo contractual.

El trabajo en el reino le llegó a Pizzi luego de fracasar en conducir al Mundial a Chile, la selección que sacó campeona en la Copa América Centenario 2016. La selección saudí ha perdido un partido por cuatro o más goles en cada una de sus últimas cuatro participaciones, incluyendo un 8-0 ante Alemania en 2006.

Publicidad
¡Link copiado en el portapapeles!