El juvenil del Olimpia que apareció como un meteorito y se va a la MLS

Erik López debutó en agosto del año pasado y con apenas 1040 minutos en el primer equipo deslumbró a los directivos del Atlanta United, que lo ficharon para que se sume en agosto.

449293
False

Una aparición explosiva. Así se podría describir la irrupción de Erik López, el juvenil delantero del Olimpia que se va a jugar al fútbol de la MLS en los Estados Unidos. Debutó el año pasado, marcó tres goles en sus primeros tres encuentros, fue convocado al seleccionado Sub 23 de Paraguay y con apenas 1040 minutos con la casaca franjeada ya se va a jugar fuera de su país por una cifra millonaria.

 En agosto de 2019 los objetivos del jugador eran dos: buscar una oportunidad en el primer equipo y terminar sus estudios secundarios en el Centro de Educación Superior María Serrana. Su vida se debatía entre los libros, apuntes y los sueños de tirar paredes con Roque Santa Cruz, su ídolo.

El proceso que lo llevó al primer equipo fue vertiginoso. El domingo 18 de agosto del año pasado anotó uno de los goles en Reserva de la goleada por 5-0 ante Cerro Porteño y al comenzar la semana el entrenador Mauro Caballero le comentó que Daniel Garnero quería que entrenara con los jugadores del plantel superior. Sus antecedentes como goleador de la Reserva habían llamado la atención del DT argentino.

 En uno de los ensayos jugó para los titulares y, a pesar de que fueron prudentes, los más experimentados del equipo le aseguraron que debía prepararse porque era posible que debutara ante Deportivo Santaní en el estadio Manuel Ferreira, estadio del Expreso Decano.

 Así fue: el 26 de agosto, en el Bosque de Para Uno, fue su estreno y a los 28 minutos ya había marcado su primer tanto para el conjunto franjeado en la goleada por 4-0.

 De esa forma se dio el gran gusto de cumplir el sueño de su abuelo, que siempre quiso verlo jugar en la máxima división con la camiseta del Olimpia.

 Fue el inicio de una racha que lo llevó a anotar tres goles en sus primeras tres apariciones, ya que convirtió ante Deportivo Capiatá (6-0) y San Lorenzo (4-1).

 Luego estuvo dos encuentros sin convertir, pero contra General Díaz reapareció para anotar su cuarto gol en la máxima división del fútbol de Paraguay.

 EL MOMENTO DE LA ALBIRROJA

 Su aparición lo puso en el centro de la escena. Aunque tenía apenas 17 años fue convocado al seleccionado Sub 23, una gran ventaja de edad pero que en sí no fue novedosa para López, acostumbrado a lidiar con defensores veteranos con Olimpia en las diferentes canchas del Paraguay.

 Su debut fue el 15 de noviembre ante el combinado de Venezuela en el estadio Dr. Nicolás Leoz en Asunción. La Albirroja ganó 3-0 y Erik, que comenzó como suplente, ingresó a los 31 minutos del segundo tiempo.

 A los dos días, Paraguay nuevamente jugó ante el seleccionado venezolano. En esta ocasión el delantero olimpista fue titular y marcó dos tantos en el primer tiempo en una nueva goleada por 3-0.

 En consecuencia, fue confirmado en la Sub 23 y participó del clasificatorio a los Juegos Olímpicos que se jugaron a inicio de este año en Colombia. El equipo paraguayo no pudo pasar de la zona de grupos y López estuvo apenas 73 minutos, acumulados en los juegos ante Uruguay y Perú. No obstante, la misión de jugar para su seleccionado y por una competencia oficial se cumplió.

 CANTERANO DEL OLIMPIA

 El juvenil, nacido el 27 de noviembre de 2001, es un producto ciento por ciento olimpista ya que desde los siete años llegó al club del Bosque de Para Uno y a los 14 se sumó a las formativas.

 En 2017 firmó su primer contrato por cuatro años pero en septiembre de 2019, con poco más de un mes en el primer equipo, el presidente Marco Trovato entendió que debía blindar a la nueva joya del equipo y le extendió el vínculo hasta 2023.

 El delantero es uno de los varios exponentes gestados del proyecto Fundación Franjeada, una iniciativa estratégica que desde 2013 ejecuta el “Plan de Desarrollo de las Divisiones Formativas del Club Olimpia”, según aprobó en su momento la Comisión Directiva, bajo el impulso del propio Trovato, que en 2014 asumió como máximo dirigente de la entidad.

 Y el peso de este proyecto se mide también en dólares. Según un reporte del sitio Versus, el Decano lleva recaudado 16.500.000 producto de las ventas de Walter González (3.000.000 al Pachuca de México), Saúl Salcedo (2.400.000 al Huracán de Argentina), Blas Riveros (2.200.000 al Basel de Suiza), Sebastián Ferreira (2.200.000 al Morelia de México), Richard Sánchez (3.200.000 al América de México) y el propio López (3.500.000 al Atlanta United).

 Todos han sido producto de la Fundación Franjeada. Además, con excepción de Fernández, todos formaron parte de planteles que conquistaron al menos un título, lo que muestra una nivelación entre el beneficio económico, pero también deportivo para la entidad.

 LOS NÚMEROS DE ERIK

 En términos absolutos, a López le bastaron 1040 minutos con la camiseta de Olimpia y 213 con la albirroja para seducir al Atlanta United.

 Jugó 16 partidos con el equipo franjeado, anotó cuatro tantos y fue amonestado en una ocasión. Tuvo incluso una actuación muy destacada en su primer Superclásico ante Cerro Porteño, cuando asistió a Santa Cruz (esa tarde del 24 de noviembre de 2019 anotó cuatro goles) para el primer tanto del equipo. Además, se consagró campeón del Clausura 2019.

 Con Paraguay Sub 23 jugó seis encuentros, anotó dos goles y fue amonestado en una ocasión.

 ¿POR QUÉ LA MLS?

 La estrategia de la liga de fútbol estadounidense hace años que cambió. Una dimensión con la que siempre se la asocia es con la de retiro para grandes figuras como Andrea Pirlo (New York City F.C.), David Villa (también en New York), Frank Lampard (mismo equipo), Kaká (Orlando City), Thierry Henry (New York Bulls), Steven Gerrard (Los Angeles Galaxy) o Bastian Schweinsteiger (Chicago Fire); sin embargo, en los últimos tiempos también está buscando desarrollar al talento joven.

 Ejemplos son las recientes llegadas de los uruguayos Diego Rossi y Brian Rodríguez en Los Angeles F.C., quienes arribaron con 20 y 19 años, respectivamente; los argentinos Matías Pellegrini (con 20 a Inter Miami) y Milton Valenzuela (19 a Columbus Crew) o los paraguayos Josué Colmán (con 19 a Orlando City) y Rodney Redes (con 20 jugará en Austin FC el año que viene).

 Pero Atlanta United tiene una impronta especial en ese sentido y también una gran referencia para Paraguay por varias razones. El exitoso ex entrenador de la Albirroja, el argentino Gerardo "Tata" Martino, fue el constructor del proyecto futbolístico cuando se fundó el equipo en 2016.

 El DT inició un proyecto de un año para el ingreso en la MLS en 2017. Y para eso se apoyó en jóvenes valores sudamericanos como el venezolano Josef Martínez, el argentino Yamil Asad y dos actuales hombres de la selección paraguaya, Héctor "Tito" Villalba (actualmente en Libertad) y Miguel Almirón (figura de la Albirroja y jugador del Newcastle de Inglaterra).

 En 2018 Asad emigró, pero llegó con 19 años, en una nueva apuesta juvenil, el también argentino Ezequiel Barco, quien acababa de ser campeón de la Conmebol Sudamericana luego de anotar el gol decisivo para Independiente en la final en el Maracaná ante Flamengo. Fuera de eso la base se mantuvo y el equipo fue campeón de la MLS en su segunda temporada, Martínez fue el goleador del torneo y Almirón una de las figuras.

 Martino se fue a dirigir al seleccionado mexicano en 2019 y Almirón partió rumbo a la Premier League. Pero el estilo de impulsar figuras juveniles quedó grabado. El que ahora cobijará a Erik López.

Deja tu comentario