Más aplicado y sin perder influencia, el Villa que creó Alfaro en Boca

El atacante colombiano se adaptó en poco tiempo a las exigencias del técnico. Esta noche será titular ante Tolima por la Conmebol Libertadores.

405193
False

Antes que velocidad, técnica y gambeta, Sebastián Villa tiene personalidad. Basta con repasar lo que fue su último año. Con la camiseta del Deportes Tolima gobernó al equipo en el Atanasio Girardot para ganarle una final a Nacional. Con apenas semanas en Boca Juniors se quedó con la titular como extremo en el 4-3-3 de los mellizos Barros Schelotto. Transformó sus centros en asistencias para goles en esa campaña de final que perdió en el Bernabéu.

Esa condición se potenció este año cuando superó varios retos en la nueva etapa que comenzó con Gustavo Alfaro. Llegó tarde a la pretemporada y recibió un aviso táctico que lo puso a prueba: "Hoy el equipo no está jugando con ese 4-3-3 con dos extremos por afuera". El DT pasó a un 4-4-2 que le exigió más sacrificio al colombiano.

Despejó las dudas con los minutos. Como volante por derecha, unos metros más atrás de su posición natural de extremo, aplicó el orden para defender y tomar rebotes más cerca de la mitad de la cancha que den inicio a segundas jugadas en ataque.

Mantuvo su intención de encarar, de correrse hasta el medio y en ocasiones de probar por la izquierda; de asistir con precisión y de pisar el área. Como extremo en Tolima hizo cinco goles en su último semestre; en esta temporada suma tres.

La Bombonera lo aplaudió en el partido ante Tolima. Recuperó varias pelotas y comandó un contra ataque con pase al pecho para Carlos Tévez que terminó en el tercer gol de esa noche de marzo.

"Vengo haciendo las cosas bien, estoy disfrutando mi momento", dijo a su llegada a Ibagué.

Se ganó la confianza de Alfaro. A Villa, le sobra personalidad.

Deja tu comentario