Reconstrucción en marcha: Santa Fe ya recuperó su corazón guerrero

El amor propio le bastó para empatarle al campeón en Bogotá. Ahora deberá recomponer una defensa frágil y que sus delanteros metan goles.

397701
False

El corazón de Santa Fe lo rescató de una caída libre en apenas seis fechas. Parece poco para un equipo que ganó ocho títulos desde 2012, que jugó seis Copas Conmebol Libertadores consecutivas y que se estableció como un emblema de la confiabilidad: defensa segura y salida rápida para atacar.

Con austeridad y efectividad Santa Fe se hizo temible. Junto con Atlético Nacional es el más campeón en los últimos ocho años. En Colombia y afuera.

Frente a Junior estuvo dos veces abajo en el marcador y por momentos con la presión alta que lo identificó, complicó al campeón y su medio campo al que sobra fútbol. Recibió un gol a 10 minutos del final. Lejos de derrumbarse empató con su sello, tiro libre como un córner corto y un frentazo de Jose Moya para el 3-3.

 Esa reacción desde lo emocional es un alivio temporal. Su defensa es frágil: recibió 8 en seis fechas, 7 de ellos en El Campín. El semestre pasado le hicieron 13 en 19 partidos.

En ataque es el de menor registro entre los grandes. Suma cuatro y tres los hizo Baldomero Perlaza, el volante que más pisa el área. El único de sus atacantes con gol es Johan Arango que marco de penal.

“En la parte emocional y de entrega, siento que vamos bien, en la parte futbolística, todavía nos falta bastante”, reconoció Gerardo Bedoya, ahora técnico en propiedad.

El corazón de león ya dio señales positivas. Si las mantiene, la reconstrucción será más sencilla.

Deja tu comentario