En plena crisis del boxeo olímpico, la WBA pide formalmente el reconocimiento del COI

La entidad pugilística, ahora constituida también como ente rector de pugilismo aficionado, instaló una oficina en Lausana, Suiza, próximo al máximo ente del movimiento olímpico.

384378
False

El boxeo, incorporado a los Juegos Olímpicos modernos desde Saint Louis 1904, está bajo amenaza de romper su tradición centenaria en la máxima justa deportiva a causa del cisma desatado en la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) y la reciente ratificación del uzbeko Gafur Rakhimov como titular del organismo.

La actividad boxística, coordinada por la AIBA en los Juegos Olímpicos, quedó bajo la lupa luego de Río de Janeiro 2016. En febrero de este año, el titular del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, realizó el anuncio en Pyeongchang sobre la chance de que el pugilismo sea apartado de la justa olímpica.

Los motivos están signados por las irregularidades en la sucesión del cargo presidencial de la AIBA, sumado a fallos en el sistema de testeo antidopaje y la labor de jueces y árbitros en Río de Janeiro.

El último punto fue la reciente elección de Rakhimov como presidente. El uzbeco sufrió una sanción en febrero de 2012 de parte del Tesoro Nacional de los Estados Unidos y mediante un comunicado lo sindica como “uno de los líderes del crimen organizado uzbeco especializado en la producción organizada de drogas en los países de Asía Central. Opera sindicatos mayoristas internacionales de drogas y está involucrado en el tráfico de heroína”.

Ante esas acusaciones, el COI ha impuesto la suspensión de pagos a la AIBA y la crisis puede desembocar finalmente en la exclusión del boxeo.

Recientemente, la Asociación Mundial de Boxeo (WBA, según sus siglas en inglés), en conjunto con el ex campeón olímpico y mundial, el ucraniano Wladimir Klitschko, anunciaron un acuerdo para que el organismo inicie actividades dentro del estrato del pugilismo olímpico.

"Mientras el boxeo atraviesa serios problemas, se vislumbra otra gran amenaza en el horizonte: su imagen pública negativa, la corrupción, la burocracia y la continua disputa entre todas las partes involucradas, incluidos los aficionados y profesionales del boxeo. Ahora el deporte de los puños puede quedar fuera de los Juegos Olímpicos. Si esta absurda decisión se llevara a cabo, sería un revés sin precedentes para el deporte”, manifestó Klitschko, en conjunto con el presidente de la WBA, el venezolano Gilberto Jesús Mendoza, en una carta sobre puntos de trabajo en común presentadas en julio.

La WBA dio un paso más y ahora se ha instalado en Lausana, Suiza, y busca el reconocimiento del COI. Además, una reunión entre Klitschko y Bach parece inminente en lo que podría ser una de las vías de solución para la crisis actual y el potencial cese del pugilismo para Tokio 2020.

Así lo manifiesta la WBA en una carta abierta publicada este jueves: “La Asociación Mundial de Boxeo, la primera y más antigua organización, solicita oficialmente al Comité Olímpico Internacional, como autoridad suprema, y a su presidente Thomas Bach, que acepte esta alternativa y que nuestra entidad mundial sea reconocida oficialmente, teniendo en cuenta la experiencia, la imparcialidad y el conocimiento listo para promover el desarrollo sistemático del boxeo, al mismo tiempo que se fortalecen los valores olímpicos”

 

Este es el texto completo de la carta abierta de la WBA:

 

La Asociación Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés), pionera entre las organizaciones gubernamentales de boxeo, considera a los atletas y aficionados como pilares fundamentales y reitera sus intenciones publicadas en junio de 2018. Estas intenciones exigían "El regreso del boxeo" porque creemos firmemente que todas las partes interesadas en este deporte deben estar unidas.

El boxeo será solo un deporte, la WBA ya es un organismo internacional de profesionales y aficionados. El mencionado comunicado de prensa, basado en siete pilares, ya ha sido respaldado por varias federaciones nacionales que han expresado su apoyo y necesitan llevar a cabo un plan que fortalezca y beneficie al boxeo. De esta manera, hemos alcanzado el primer punto de nuestra carta, ya que se han resaltado nuestros valores de universalidad, diversidad, respeto y compromiso. Por lo tanto, continuamos con el propósito sobre el bienestar de los atletas. Pensamos en su salud, educación y jubilación. Es necesario proporcionar herramientas que les ayuden dentro y fuera del ring. Esto también se aplica a los entrenadores, jueces, árbitros y médicos, ya que el buen estado de nuestros atletas también depende de ellos. Es por ello, que nuestras plataformas digitales, la propiedad intelectual y el material de investigación centralizado en una academia de la WBA serán fundamentales para este objetivo.

Además, creemos fielmente en nuestra red mundial de colaboradores y este conocimiento cumplirá con los requisitos necesarios para cada país. Por tal motivo, ahora estamos agregando una nueva oficina ubicada en Lausana, Suiza, que nos ubicará en el epicentro de los órganos rectores de todos los deportes el 6 de noviembre de 2018. Esto también nos permitirá estar aún más cerca del Comité Olímpico Internacional (COI), el órgano gubernamental con la más alta jerarquía deportiva, y abrir nuestras puertas para ponerlas a su disposición para apoyar lo que sea necesario, al mismo tiempo que protegemos y unimos el boxeo como uno de nuestros principales objetivos. Además, las plataformas digitales para una mayor transparencia estarán disponibles para los fanáticos, para que puedan participar y conocer el trabajo realizado para beneficiar el boxeo. Asimismo, avanzamos paso a paso para mejorar la experiencia a través de aplicaciones que les permitirán interactuar directamente con la WBA.

Sin lugar a duda, el mundo del boxeo quiere una solución sostenible; cambios en la forma de gobernar este deporte para aumentar la credibilidad, la competitividad, la preparación y la interacción de todos aquellos que pertenecen a él.

Por tal motivo, los atletas, entrenadores, oficiales, médicos y todos aquellos que formamos parte de la WBA reiteramos nuestro compromiso de mejorar el boxeo. Para tener éxito, debemos continuar fortaleciendo y estrechando vínculos con las nuevas federaciones nacionales. El mundo se encuentra en un estado constante de cambio y para adaptarnos no debemos resistirnos a estos cambios, debemos establecer nuevos paradigmas. Seguimos solicitando respetuosamente a su federación nacional que se una a esta alternativa para elevar el boxeo a su nivel más alto. La Asociación Mundial de Boxeo, la primera y más antigua organización, solicita oficialmente al Comité Olímpico Internacional, como autoridad suprema, y a su presidente Thomas Bach, que acepte esta alternativa y que nuestra entidad mundial sea reconocida oficialmente, teniendo en cuenta la experiencia, la imparcialidad y el conocimiento listo para promover el desarrollo sistemático del boxeo, al mismo tiempo que se fortalecen los valores olímpicos.

Deja tu comentario