Las seis nuevas normas que impuso Heynckes en el vestuario del Bayern München

El flamante entrenador del club alemán tiene la intención de devolver al club a su lugar de privilegio en el continente y cree firmemente en su metodología estricta para alcanzar el cometido.

327560
False

A días de haber asumido nuevamente el cargo de entrenador del Bayern München, Jupp Heynckes llega con las expectativas lo más alto y se muestra más que optimista de cara al futuro del club alemán.

Fiel a su estilo, Jupp develó un reglamento interno que -entre otras- incluye seis normas de las más relevantes que sus jugadores y cuerpo técnico se verán forzados a cumplir mientras dure su cargo.

Prohibido el uso del teléfono celular:

A diferencia del anterior entrenador, Heynckes no prohibirá pero sí limitará el uso de aparatos móviles durante las concentraciones con el objetivo de mejorar la comunicación entre los jugadores y evitar la falta de respeto para con el resto de empleados (mientras realizan kinesiología con los masajistas por ejemplo).

Puntualidad:

Con jornadas de entrenamiento más extendidas, el alemán sancionará a quien llegue tarde con multas económicas y penitencias previamente acordadas por todo el grupo.

Aseo y limpieza:

Al igual que los All Whites de Nueva Zelanda, los jugadores deberán limpiar los vestuarios que usen posterior a cada compromiso.

Cortesía:

Cada empleado del club deberá ser tratado con el más alto nivel de cordialidad y respeto a fin de promover la unidad entre toda la institución durante cada día de trabajo.

Unidad del plantel:

Heynckes se opone rotundamente a la formación de grupos dentro de un mismo equipo. Si bien entiende que por lógica algunos tengan más afinidad con otros “quiere un grupo unido y un buen ambiente”.

Compartir la comida:

A diferencia de cómo se acostumbraba a trabajar con Ancelotti, Jupp impondrá la norma de comer juntos después de cada partido a fin de cohesionar el grupo y por sobre todo controlar la alimentación de sus dirigidos.

LEA MÁS EN MARKETING REGISTRADO

Deja tu comentario