¿Cuántas Copas tienen los reyes del fútbol sudamericano?

La polémica se dio en las últimas semanas con la supuesta oficialización de varias competiciones de las primeras décadas del siglo pasado.

214265

Uno de los mayores orgullos y argumentos de discusión para los hinchas es la cantidad de títulos de su equipo. Si son internacionales, mejor aún.

Es por esto que la supuesta oficialización de algunas Copas realizadas antes de la creación de la Copa Libertadores en 1960 y la organización de la Conmebol de competencias de clubes, ya que fue creada en 1916, pero sólo se encargaba de fiscalizar el torneo de selecciones del continente (hoy Copa América), genera debates inagotables.

¿Son oficiales? ¿Deben ser contabilizadas en el palmarés de los clubes? La misión de FOX Sports Analytics es brindar un poco de claridad en este asunto.

La competencia en el ojo de la polémica es la Copa Río de La Plata Dr. Ricardo Aldao. Esta Copa fue organizada por las asociaciones de fútbol de Argentina y Uruguay y enfrentaba a los campeones de los torneos locales de dichos países. La primera edición oficial data de 1916, que coronó a Nacional de Uruguay por sobre Racing Club de Avellaneda.

Los máximos ganadores fueron Nacional, con 6 conquistas y River Plate, con 5. La última edición oficial se produjo en 1955.

Pero la “Aldao” no es la única en disputa. Uno de los torneos más antiguos fue la Cup Tie Competition o Copa de Competencia Chevallier Boutell, co organizada entre ambas asociaciones rioplatenses desde 1907. Esta Copa tenía un proceso de clasificación en ambos países y los campeones de cada etapa se enfrentaban entre sí para definir al gran campeón.

Equipos como Alumni, hoy desaparecido, y Montevideo Wanderers estuvieron entre los máximos ganadores, con 3 títulos. Nacional obtuvo dos y Boca Juniors, Peñarol y River obtuvieron una.

Otra de las competencias “Pre-Conmebol” a destacar es la Copa de Honor Cousenier. Con un formato muy similar a la Copa Competencia, este torneo enfrentaba a los campeones de la Copa de Honor Municipalidad de Buenos Aires, de Argentina y la Copa de Honor, de Uruguay.

Comenzó en 1905 y se disputó hasta 1920. Nacional fue el gran ganador con 4 trofeos, seguido de Peñarol con 3. Boca Juniors obtuvo la última edición, siendo su único galardón.

Esto marca que, Montevideo Wanderers (en 1908), obtuvo torneos internacionales antes que gigantes del continente como Boca Juniors (1919), River Plate (1914), Peñarol (1909, bajo el nombre de Central Uruguay Railway Cricket Club), entre otros. 

Finalmente, el último torneo a considerar es la Copa de Confraternidad Escobar-Gerona, nombrada así por los presidentes de ambas asociaciones en ese momento, Adrián Escobar, de la AFA y Héctor Gerona, mandatario de la AUF. Esta competencia enfrentaba a los subcampeones de los torneos locales.

Hubo dos ediciones finalizadas, en 1945, con Boca y Nacional compartiendo el título y en 1946, con el club argentino goleando a Peñarol.

En conclusión, el saldo de títulos en estas competencias previas a 1960 da como gran ganador a Nacional de Uruguay que acumuló 12 títulos y sumado a los 9 que tiene de Conmebol, le da un total de 21 trofeos.

Otro de los grandes beneficiados es River Plate, que fue campeón en 6 Copas antes de 1960 y acumula 15 en total.

Peñarol de Uruguay obtuvo 5 trofeos previos y cuenta con 14 triunfos en torneos internacionales.

Independiente obtuvo 2 Copas en la etapa “Pre-Conmebol” y posee 18 títulos.

El más ganador de todos sigue siendo Boca Juniors, que acumula 22 galardones internacionales en total.

En conclusión, todos los títulos deben ser considerados oficiales, ya que se disputaron bajo reglamentos firmados por las asociaciones de ambos países y los trofeos fueron ganados y celebrados por los clubes. Queda en cada uno ver el valor que tiene cada conquista, lo que es innegable es que forman parte de la historia de todos los clubes.

Ahora, con toda la información disponible, ¿Cuál es el más copero del continente? ¿Por cuánto aventaja a los demás? ¿Quién domina el palmarés de cada país? Que siga el debate.

Agradecemos la colaboración de Silvio Maverino y Guillermo Schoua para la elaboración de este informe.

Deja tu comentario